Palabras por la memoria, la verdad y la justicia

Artículo 475 de 705
Las palabras del concejal fueron emocionantes para todos.

24 DE MARZO DE 1976: Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

DISCURSO DEL CONCEJAL OSCAR VERA BARROS

Agradezco a mis compañeros de Bloque por permitirme decir algunas palabras aludiendo al significado del 24 de marzo de 1976.

Que el 24 de marzo represente nada menos que a la memoria, a la verdad y a la justicia nos produce a todos una honda satisfacción; porque esas tres categorías con valor trascendental, deben ser las musas que inspiren nuestros proyectos políticos.

A los peronistas en particular cada 24 de marzo nos trae amargos recuerdos, emociones que nos revitalizan, y coraje para proyectarnos.

En apretada síntesis, ¿qué sucedió el 24 de marzo?…

Aclaro, Sr. Presidente, que en un principio no iba a nombrar a los personajes protagonistas de la salvaje historia que nos tocó vivir, en la que destacamos:

Militares que avergonzaron a la bandera,

Jueces que los acompañaron,

Curas que los aplaudieron,

Políticos mediocres que subieron a ese barco, y

Empresarios amantes de la piratería.

Pero, voy a nombrar a algunos para la memoria.

Lo que sucedió aquel 24 de marzo, reitero, en prieta síntesis, comenzó así:

El general José Rogelio Villarreal le dijo a Isabel Martínez de Perón con una falsa cordialidad: “Señora, las Fuerzas Armadas han decidido tomar el control político del país y usted queda arrestada”.

Digo yo: así de simple, así de fácil.

El párrafo referido muestra una gran cobardía: Villarreal no dijo que la arrestaba, sino que “está Ud. arrestada”, pues no tuvo valor para responsabilizarse de su conducta. Además, ¿desde cuándo las Fuerzas Armadas pueden tomar tal “decisión”?

A la hora 0:40 de aquel 24 de marzo, un helicóptero de la Fuerza Aérea retiró de la Casa de Gobierno a la presidenta constitucional de la Nación.

Digo yo, así de simple, así de fácil.

Fue simple y fue fácil por lo que vendría después

Porque ya sonaban las voces de muerte.

Pero también fue simple y fue fácil, porque, y lamento si ofendo a alguien, digo que ya hacía un largo tiempo que los medios de comunicación, algunos con insensatez, y otros con intención, en lo cotidiano crearon en muchos argentinos la idea de que era conveniente la interrupción de la democracia.

Se magnificaron los problemas, se crearon demonios, se inventó el abismo, y se señaló a los salvadores.

Ese es el método previo a todo golpe de estado.

Que sirva la memoria entonces.

Sr. Presidente, debo decir que como no tengo las palabras que describan ese momento en que se “arresta” a la presidenta, voy a recurrir a García Lorca.

El poeta describe así, el prendimiento de Antoñito el Camborio.

A las nueve de la noche

lo llevan al calabozo,

mientras los guardias civiles

beben limonada todos.

Así de simple: se la encarcela y a festejar la hazaña.

También el poeta dijo que:

voces de muerte sonaron

cerca del Guadalquivir

Porque todo lo que se dijo en esos momentos, las noticias, los comunicados militares, ERAN VOCES DE MUERTE.

Me pregunto: ¿Cómo describir esa horda llamada JUNTA DE COMANDANTES?

Nuevamente pido auxilio a García Lorca, “Don Federico García” como me gusta llamarlo, quien pintaba así a cierta clase de autoritarios:

Los caballos negros son.

Las palabras del concejal fueron emocionantes para todos.

Las palabras del concejal fueron emocionantes para todos.

Las herraduras son negras.

Sobre las capas relucen

manchas de tinta y de cera.

Tienen, por eso no lloran,

de plomo las calaveras.

Con el alma de charol

vienen por la carretera.

Jorobados y nocturnos,

por donde animan ordenan

silencios de goma oscura

y miedos de fina arena.

Pasan, si quieren pasar,

y ocultan en la cabeza

una vaga astronomía

de pistolas inconcretas.

Así irrumpieron en nuestras vidas VIDELA, MASSERA y AGOSTI

Los militares como cualquiera pueden ser honestos en su profesión, o no serlo.

Pero cuando se odia la política y se desprecia la Constitución, se desprecia al pueblo todo.

Ello es doblemente malo, cuando además se tiene las armas.

Lo demás, es harto conocido. Crímenes de lesa humanidad, destrucción de la educación, ciencia y técnica, mordazas, prohibición de la política, autoritarismo, penas de muerte en el Código Penal, etc. etc.

Ah! y altas dosis de irracionalidad.

Por ello es que, cerrando con los poetas, Nicolás Guillén dijo refiriéndose a esa clase de militares:

Tun! Tun!

¿Qién es?… la paloma y el laurel

¡Abran la muralla!

Tun! Tun!

¿Qién es?… El sable del coronel

¡Cierren la Muralla!

Por último, retornemos a aquellas tres categorías que definen el 24 de marzo, y que nos permiten ser fuertes y proyectar el futuro correcto:

Memoria, verdad y justicia:

La MEMORIA enriquece: sirve de enseñanza. Nos guía mostrando los caminos que hay que clausurar para siempre.

La memoria también mantiene vivo el recuerdo de aquellos que sufrieron las más duras persecuciones, el exilio, y la muerte.

Llevo siempre en la memoria a cuatro jóvenes muy cerca de mis afectos, que murieron por pensar un país con verdad y justicia:

Claudia Hunziker,

Héctor Hunziker,

Diego Hunziker,

y Roberto Vera Barros.

A ellos, mi homenaje. Fueron víctimas de la brutalidad, de la torpeza intelectual, y de todo aquello que es malo para el pueblo.

Memoria, verdad y justicia:

La VERDAD es puños crispados y es manos extendidas.

La verdad nos hace fuertes.

La verdad nos da coraje.

La verdad es la frente alta.

La verdad es afecto.

La verdad es el veneno que mata a la traición.

Memoria, verdad y justicia:

La JUSTICIA es derecho, razón, y equidad

Ulpiano el romano dijo hace más de dos mil años, que los tres fundamentos de la justicia son:

Alterum non laedere, que es no dañar a otro

Honeste Vivere, que es vivir honestamente

y Suum quique tribuere, que es dar a cada uno lo suyo

Esos tres pilares son fundamentales y suficientes para que:

todos tengamos memoria,

todos digamos la verdad,

y que todos seamos justos.

También puede leer:

,

1 comentario:

miryam24 de marzo de 2011 at 4:21 pmContestar

Hermoso homenaje! Muchos sufrimos de una u otra forma la dictadura militar.. nunca voy a olvidar los golpes a la puerta de mi casa

Menu