Objeciones al Presupuesto 2016, Tarifaria Anual y modificación del Código Tributario

Concejal Juan Manuel Rodríguez

Los concejales del bloque Eva Duarte no acompañaron esta mañana en sesión, la aprobación en segunda lectura del paquete de ordenanzas económicas enviado al Concejo Deliberante por el intendente Mestre.

Al respecto señalaron: “Se insiste en una práctica que ya es común en la actual gestión: Impuestazo y subestimación del gasto para presentar un Presupuesto dibujado con el sólo objetivo de aparentar que existe un equilibrio presupuestario, tal como lo han hecho en todos los ejercicios anteriores, que han cerrado con déficits permanentes y crecientes”.

“Desde el bloque Eva Duarte consideramos que el Presupuesto debe ser la institución rectora de la política de gastos e ingresos del Municipio; Un compromiso que presenta el Intendente de manera anual, y que se violado sistemáticamente durante toda su gestión. Por lo tanto, no tenemos ningún motivo para confiar en esta supuesta disciplina fiscal que nuevamente nos vienen a prometer a todos los vecinos” sostienen.

Gasto fuera de control

El concejal Juan Manuel Rodriguez advirtió que “el aumento del gasto presupuestado en el servicio de recolección y disposición de los residuos urbanos, se prevé en un 16%, cuando el propio Departamento Ejecutivo Municipal establece una inflación estimada para 2016 casi diez puntos superior. Evidentemente el gasto en basura está subestimado, salvo que el Intendente nos de su palabra de que el SURRBAC va a aceptar un incremento de sólo 16% en sus salarios el año próximo”.

Agregó además, que “prevén un aumento de los subsidios del 43% para este rubro, llegando ya a $200 Millones, lo cual no sólo viola nuevamente, año tras año, una de las promesas del Intendente cuando privatizó el servicio –que no habrían más subsidios–  sino que nos hace sospechar que el incremento en los costos de este servicio cada vez más deficiente será afrontado por todos los vecinos mediante recursos corrientes de la Municipalidad en lugar de ser afrontado por los empresarios” aseguró Rodríguez.

Respecto al rubro Personal, el concejal afirmó que “también se observa una clara subestimación del gasto. Si tomamos el sueldo de septiembre de 2015 (que incluye los últimos aumentos), anualizado, nos da un total de $6.200 millones. El presupuesto, en tanto, prevé un gasto salarial de $6.879 millones, con lo cual se estaría presupuestando un aumento salarial del  11%. Nuevamente, podremos aceptar esta estimación contra el compromiso expreso del Intendente de que el SUOEM va a aceptar un incremento salarial de esa magnitud. Caso contrario, se trata sólo de una estrategia para subestimar el gasto y mostrar una disciplina fiscal inexistente”.

En ese sentido sostuvo que “los subsidios al sistema de Transporte masivo, observamos que los mismos aumentan en un 76%. Parece reiterativo, pero nuevamente debemos remarcar la inconsistencia del Intendente en el cumplimiento de sus compromisos de no entregar más subsidios a este rubro cuando decidió privatizar el servicio.

Con estos tres rubros de gasto, cuya previsión se encuentra plenamente viciada, tal como hemos visto, alcanzamos un 85% de los gastos totales. Pero también observamos los mismos vicios en rubros de gastos de menor relevancia en cuanto a su magnitud, pero sumamente críticos para el correcto funcionamiento del Estado municipal”.

Más adelante, Rodríguez destacó que “el aumento previsto en el gasto en bienes de consumo está fijado en un 16%, muy por debajo de la pauta inflacionaria. Esto, de efectivamente cumplirse, nos hace suponer un 2016 muy complicado en la provisión de insumos para las reparticiones. Y todos sabemos lo que ocurre cuando el personal carece de insumos para llevar adelante sus tareas: Se paraliza la atención y, nuevamente, los platos rotos los termina pagando el vecino.

El año próximo, la inversión en bienes de capital para nuestros hospitales y dispensarios, que están cayéndose a pedazos, será un 83% inferior a la prevista para el año en curso. Y el presupuesto para inversión física también se recorta en las escuelas, en donde se prevé una caída del 47%. Y no sólo esto: Los bienes de consumo para nuestras escuelas se están presupuestando en base a una caída del 1%, en un contexto inflacionario en torno al 25% que es tomado en cuenta por el mismo presupuesto.

Impuestazo tras impuestazo

Respecto de los ingresos “observamos una marcada vocación extractiva por parte del Ejecutivo: ¿Con qué motivo se prevé un aumento en las alícuotas de comercio e industria en un 40% a 398 actividades económicas? ¿Con qué fundamento se justifica el aumento del 30% promedio en los mínimos? ¿Pretenden hacer quebrar al pequeño comerciante cordobés, que es quien financia buena parte de este festival de gasto ineficiente llevado adelante por la actual gestión? Nos preguntamos si es que acaso, cuando el ejecutivo municipal prevé un contexto económico complicado, pretende aliviar esa restricción simplemente trasladándola a los vecinos; Les pedimos que, de una vez por todas, dejen de administrar un Estado que se engorda a sí mismo, que dejen de generar problemas a los vecinos para resolver ineficiencias internas y comiencen a brindar soluciones para toda la ciudad” expresaron desde el bloque Eva Duarte.

“Se está previendo un aumento del 39,50% en la recaudación en la tasa que grava la actividad comercial, industrial y de servicios, que en medio de un contexto en donde probablemente se contraiga la actividad económica, implicará un aumento del 50% en la presión fiscal que ejerce el municipio. Y resulta oportuno recordar que se trata de un impuesto regresivo, que se traslada de manera escalonada a los precios, lo cual genera un verdadero “Costo Córdoba” para nuestros comerciantes y empresarios, que termina por trasladarse a los precios y siendo afrontado por todos los vecinos.

Y como si este festival de aumentos sobre la actividad económica de la ciudad fuera poco, nos encontramos con una no muy grata sorpresa en el Código Tributario. Se ha derogado el artículo que preveía una tasa diferencial para los propietarios de inmuebles generadores de residuos sólidos urbanos, el cual era una verdadera locura, dado que este servicio ya lo estamos abonando con el impuesto inmobiliario, pero ahora se pretende cobrar la misma sobre-tasa a los comerciantes y empresarios inscriptos en comercio e industria opinó.

“Por último, deseamos repudiar el desdoblamiento de la actividad `Servicio de monotributo prestado al Estado municipal´, en donde se discrimina a partir de 2016 entre monotributo eventual y habitual. El reconocimiento de este rubro como una actividad económica implica que el Estado municipal está promoviendo la contratación de servicios de manera habitual mediante esta figura impositiva tan intensamente utilizada para la formalización del empleo no registrado. Entendemos que el Estado, en todos sus niveles, debe concentrarse en eliminar el empleo no registrado, en lugar de fomentarlo y reconocerlo como una actividad económica que él mismo genera, y encima gravarlo impositivamente como a toda actividad lícita” advirtieron.

“Con este último impuestazo, el Intendente ya acumula un aumento de 432% en el impuesto inmobiliario en 5 años. También se castiga a quienes abonan el importe mínimo en esta tasa mediante un aumento del 30,4%. Nosotros consideramos que no debería haberse aumentado en $1 el monto recaudado en este rubro. Muy por el contrario, han desperdiciado otra oportunidad de sincerarse con el vecino y aliviar una carga tributaria que, está a la vista, no han podido devolver con servicios”.

Deuda pública

Por otra parte, los concejales del bloque Eva Duarte, manifestaron que “estos aumentos brutales en los ingresos presupuestados a lo largo de los 4 años de gestión del actual intendente no son suficientes para cubrir en su totalidad un gasto público que está claramente fuera de control. Año a año vemos como el déficit es creciente, y se financia permanentemente con la emisión de Deuda Pública, cuya magnitud está empezando a ser uno de los problemas fundamentales en las finanzas públicas de la Ciudad”.

En ese, Rodríguez afirmó que “el año próximo el municipio prevé afrontar vencimientos de deuda un 141% superiores a los de este año (hablamos de la suma de $513 millones), mientras que el pago de intereses será un 229% más elevado que lo presupuestado el año anterior. Esto se plasma en una Deuda Pública que prácticamente se ha triplicado durante la gestión del actual intendente, sin que veamos una sola obra pública de relevancia que la justifique. El plan integral de cloacas ha sido dejado de lado, las plantas depuradoras continúan sin funcionar, la ciudad es una ruina que podría haberse mejorado utilizando tamaño endeudamiento con un criterio de largo plazo, en lugar de utilizarlo para desatar los nudos financieros de corto plazo en los que suele verse involucrada la actual gestión a causa de una alarmante carencia de planificación.

Esta carencia de planificación, que se refleja en los enormes desfasajes presupuestarios que hemos visto durante los últimos 4 ejercicios, y la certeza de que esta inconducta ya forma parte de la forma de gestionar del actual Intendente, nos lleva a desestimar todas las estimaciones realizadas en el actual Presupuesto y votar en contra del mismo” finalizó Juan Manuel Rodríguez.

Deja un comentario